¡Vamos a cocinar!

El salmón es un pescado muy versátil que permite ser trabajado con multitud de sabores diferentes. Comparado con otras especies, el salmón tiene un suave y rico sabor. Es el pescado preferido de los niños y se puede cocinar y acompañar como se desee.

Asado y a la parrilla

Si lo hace a la parrilla, pruebe con ingredientes como chile, jengibre, ajo y sésamo. Asado se le pueden añadir sabores más fuertes, hierbas y verduras para acompañar y realzar el salmón con estas preparaciones. Sabores como limón y eneldo le van muy bien, así como hortalizas de raíz.

Estofado o hervido

Estas preparaciones dan sabores más ligeros y también se adaptan bien con delicadas hierbas y condimentos. Los productos lácteos y las cremas acompañan muy bien al salmón escalfado o cocido.

Sugerencias para acompañar el salmón con diferentes sabores

Cremoso

Yogur, crema de queso, crema fresca, mantequilla y leche de coco.

Ahumado

Paprika, comino y chiles

Fresco

Pepino, espárragos, hierbas como el perejil y el cebollino.

Salado

Con soja baja en sodio, alcaparras, miso y aceitunas

Dulce

Mango, plátano, zumo de naranja o piel de cítricos, miel, azúcar moreno

Ácido

Vinagre, limón o lima

Picante

Sésamo, cebolleta, rábano, ajo, jengibre, mostaza

Grandes sabores para combinar

Diviértase combinado estos sabores con nuestro salmón.

Mostaza

Eneldo

Patata

Pan

Limón

Puerro

Paprika

Mango

Pimienta negra

Salsa de soja

Chile

Jengibre

Huevo

Lima

Aguacate

Crema

Pepino

Cebollino

Menta

Aceite de oliva

Espárragos

Arroz

Manzana

Ajo

Pasta

Chalotas

Perejil

Alcaparras

Miel

Piña