ALIMENTO PARA EL FUTURO

Noruega es una nación nacida del mar. Cada puesto de trabajo en acuicultura crea dos más en otras industrias y 1 corona invertida genera 1,43 coronas para nuestra economía1. Es el alma de nuestro país, así que es importante que planifiquemos el futuro. Por eso, llevamos a cabo medidas adicionales para garantizar la cría de nuestro salmón de manera eficiente y respetando el medioambiente.

Reduciendo los residuos

El salmón es un pez eficiente por naturaleza. Es de sangre fría, lo que significa que en lugar de utilizar energía para regular su temperatura, puede aprovechar la energía de los alimentos para crecer. De hecho, sólo necesitamos 1,2 kg alimento para producir 1 kg de salmón.

También garantizamos que cualquier ingrediente marino utilizado en la alimentación del salmón proviene de fuentes reguladas. En los últimos 30 años, la cantidad de alimento se ha reducido entre un 15-20%, y trabajamos para que continúe bajando, como resultado de los avances de las técnicas de acuicultura.

Aproximadamente el 70% de los ingredientes del pienso proceden de fuentes vegetales y el resto de fuentes marinas.

Reduciendo el impacto

Los escapes de salmón son un problema, no sólo para la industria, sino que también podría tener un impacto en el salmón salvaje de la zona. Por ello, marcamos y seguimos la trayectoria de nuestro salmón para distinguirlo del salvaje. Nuestros esfuerzos se centran en la prevención de escapes y utilizamos buceadores y circuitos cerrados de seguridad en los casos que exista la posibilidad que una jaula pueda dañarse. También disponemos de un fondo medioambiental para la eliminación de los escapes y Noruega impone multas de 500 coronas por cada salmón capturado.

Reduciendo los riesgos

Hacemos un conteo semanal en cada jaula y utilizamos filtros en todos las plantas de sacrificio y barcos de transporte para reducir el riesgo de infecciones en los salmones. Introducimos también peces limpiadores para eliminar estos parásitos, y seguimos investigando en otros métodos ecológicos. La salud de salmón de Noruega queda registrada en una base de datos de acceso a toda la industria acuícola.

Reduciendo CO2

El salmón atlántico de acuicultura constituye el 50% del total del mercado mundial2, pero a medida que crece la población mundial, podría ser una fuente sostenible de proteínas para todos. Nuestro salmón criado en el mar tiene una huella de carbono menor que la carne de cerdo, es decir su consumo ayuda a limitar los efectos del cambio climático.

1 Source: SINTEF “The significance of the fishing and agriculture industries for Norway in 2009 – a national and regional ripple effect analysis”
2 Source: Seafish “Responsible sourcing guide: farmed Atlantic salmon” (August 2012)

Comparison of amount of feed to amount of protein for different animals (feed/protein in kg: fish = 1.15/2.5, chicken = 2.5/2.5, pig = 3/5.9, kettle = 8/30

Tanto la Ley Noruega del Bienestar animal como la Ley del Desarrollo de la Acuicultura regulan la industria productora de salmón noruego.

Descargas

Close up of brochure about sustainability

Historia de la sostenibilidad

Noruega es una nación nacida del mar. Es el alma de nuestro país, por eso es importante preparar el futuro.

PDF (1,1MB)

Download